15 dic. 2009

A oscuras (de la obsesión, el talento y el deber)

No, no he perdido completamente el norte y ahora voy a llamar a esto arte. No digo que el arte abstracto no sea arte ni nada por el estilo, simplemente digo que no he hecho esto pensando en arte en ningún momento. La verdad es que se ha fundido la bombilla de mi habitación, y ni tengo recambio, ni me veo capaz de cambiarla a oscuras (no es de rosca, tiene un poco más de chiste...jeje).

Sé que podría simplemente hacer otra cosa que no sea dibujar, y que tampoco pasa nada porque un día no actualice el blog, pero me ha parecido una buena ocasión para hablar de algo. Me parece que últimamente estoy un poco abuelito batallitas, pero bueno, uno es lo que el cuerpo le pide que sea en cada momento...

Parece ser que Velázquez decía algo así como "que no pase un solo día sin hacer un solo trazo". No es que hoy no hubiese dibujado nada, llevo mañana y tarde dibujando, pero no es lo mismo si no lo haces "por voluntad" creo yo. Soy un pintamonas, y si quiero llegar a algo voy a tener que currar mucho, porque aunque el talento ayuda, somos lo que curramos, somos lo que sufrimos, y somos lo que nos esforzamos por ser. Y los que valen más tienen las mismas dos manos que yo, siguen siendo humanos, y si están ahí, es porque han sufrido por el camino.

Cuando me preguntan si me arrepiento de algo, suelo contestar que no, de nada de lo que realmente importa. Pero no es cierto. Hay algo de lo que posiblemente siempre me arrepentiré.

Hace ocho años dejé de dibujar.

Los niños dibujan. Pero en el proceso de crecimiento, de madurez, en ese asqueroso pasillo de renuncias obligadas, la mayoría deja de hacerlo. Por eso la mayoría de adultos no dibujan. Yo seguí dibujando. Pero paré. No entiendo por qué, pero a los 14 años abandoné mis lápices y mi cuaderno de cuadros y estuve dos años sin dibujar. No es mucho, lo sé. Y si lo miras en conjunto con toda una vida, mucho menos. Pero creo que no es el tiempo como tal, sino la culpa por haber sido un acto voluntario, algo que mientras lo hacía sabía que no estaba bien. Sé que no es mucho tiempo, pero no puedo evitar pensar en lo que podría hacer ahora si no hubiese tirado dos años de práctica.

Curiosamente coincidió con una etapa feliz de mi vida. Es irónico, pero hizo falta que mi vida se fuese a la mierda para que volviese a dibujar (la vida de un chico de 16 años se va a la mierda fácilmente, es lo que tiene la adolescencia supongo:) Esto me llevó a pensar en si el talento es algo que surge de la necesidad de controlar emociones que nos sobrepasan (lo cual inconscientemente asociaba con sentimientos malos). No puedo evitar pensar en lo sola que se sentirá la gente que no hace nada "artístico" con su vida en momentos en los que creo que es necesario (por pura terapia emocional) exteriorizar algo.

Es por esto, creo, que me gusta tanto esta sensación de desenfreno artístico que tengo estos días, porque de alguna forma estoy pasando una buena etapa (tampoco lo voy a llamar felicidad porque no me gusta prostituir la palabra, y quiero creer que todo siempre puede mejorar:) y a la vez estoy en un momento de gran actividad artística, y de alguna forma no puedo evitar pensar que si hay algo que aparte de hacerme sentir bien me motiva para ser mejor dibujante, debe ser que estoy en el buen camino:)

Puede que sea un matao' del dibujo, que debiese hacer algo más de vez en cuando, pero soy bueno, no suele quedar bien decirlo pero no aguanto la falsa modestia, y aunque los hay mejores, mucho mejores, sé que soy bueno, y tengo 21 años.

Y creo que ahora es tiempo de correr.

Tengo que correr mucho, porque mi otro yo me lleva dos años de ventaja, y no quiero tener que arrepentirme:)

(Dios, creo que se me ha ido de las manos, que esto es un blog de dibujos XD Pero hacía meses que no escribía, muchos meses, y se que eso también es bueno, porque significa que ya no estoy tan vacío. Buenos tiempos...:)

Mañana prometo poner solo dibujo XD



3 comentarios:

Amanda Gil dijo...

pues está bien leer sentimentalismos de otros de vez en cuando, sobre todo sobre cosas buenas. (dios, no he puesto mola ni guay! me vais a convertir en una persona culta maría y tu! XD)

Oscar Silvestre dijo...

Ea! Hacía tiempo que no leía tánto seguido en una pantalla de ordenador sin aburrirme... Genial, y no pienses que has perdido demasiado por esa etapa sin dibujar, yo, en toda mi vida solo habré parado algún mes de verano y hace mucho de aquello, y con mis 26 años a menudo me siento superado por tí (sánamente, claro, así me entran ganas de dibujar más), así que imagínate dónde estarás cuando llegues a mi edad a nada que tengas dos o tres arranques más como éste de aquí a entonces...

Saludos

María Medel Rodríguez dijo...

Pues yo dejé de dibujar frecuentemente durante todo BUP, COU (sí, yo no hice la ESO xq ya tengo una edad...)y los cinco añitos de carrera q tiré poco menos q a la basura. Así q si a ti tu "otro yo" t lleva dos años de ventaja, la mía imagínate! Sólo dibujaba, como tú dices, xa exteriorizar sentimientos("uséase", penas). yo sí q tengo q ponerme las pilas y ahora con tanto Huguito no m sale dibujar nada más...ni siquiera m dan ganas.Espero q pronto m llegue uno de esos "buenos momentos" de los tuyos, xq ahora estoy en sequía creativa.
X cierto, tus comentarios a tu dibus están muy bien escritos y da gusto leerlos, así q no t cortes. ea, a lo tonto t he escrito un testamento.